Nuestro Blog

01 de agosto de 2012

Records Guinness llenos de chocolate

Records Guinness llenos de chocolate

Es tiempo de Juegos Olímpicos desde el pasado viernes y ya se nota como su espíritu ha contagiado todo a su paso. En Londres los escaparates lucen maniquíes en actitud gimnasta, la publicidad reta a los viandantes con su retórica deportiva y las temáticas se transforman aludiendo al deporte en todas sus disciplinas. Por eso, hoy os hablaré de algunos récords –todos Guinness– con el chocolate como protagonista de hazañas dignas de las mismísimas Olimpiadas.

 

El pasado mes de mayo Francois Mellet batió el Récord Guinness creando la escultura más grande hecha jamás de chocolate. Este chef de origen francés construyó un templo Maya en Irvine (California) de medidas escalofriantemente deliciosas: 1,6 metros de alto, 3,7 metros por 3,7 metros de base y 8.273 kilos de peso –el anterior récord estaba en 4.870 kilos–. Como homenaje al calendario Maya y sus temibles profecías, la escultura será destruida cuando éste (el calendario, no el mundo) termine: el 21 de diciembre de 2012. Las medidas para hacerlo desaparecer aún están por determinar aunque a la mayoría se nos ocurre una perfecta.

 

 

Un poco antes, en marzo concretamente, el renombrado chocolatero William Curley había ganado el Guinness de los Récords por vender el huevo de chocolate más caro del mundo en una subasta alcanzando la friolera de 7.000 libras. El huevo de 50 kilos de peso fue vendido junto con otros 29 huevos dorados con fines benéficos a Cyrus Vandrevala –un inversor de la industria de la tecnología– y su esposa Priya para la Fundación Vandrevala. El huevo, hecho con chocolate de Venezuela y rellenado con una selección de delicados chocolates, fue elaborado por Curley, su mujer y socia Suzue, y otros cinco expertos chocolateros.

 

 

545 kilos de almendras, 2.500 de azúcar, 900 kilos de leche en polvo, 770 de crema cacao y 636 de licor de chocolate. Esa es la receta básica de la impresionante barra de 5.454 kilos de chocolate que ganó el Guinness de los Récords en septiembre del pasado año. La compañía de Chicago que lo llevó acabo con motivos educativos ha superado con creces el anterior récord de otra compañía americana situado en los 4.419 kilos. De momento, la barra se encuentra en un tour nacional por los colegios de Estados Unidos para enseñar acerca de las proporciones y de disfrutar del placer de los dulces en su justa medida.

 

 

En mayo de 2011 los habitantes de Toronto pudieron disfrutar –de forma totalmente gratuita– de la tarta helada de nata y chocolate –tipo Contesa– más grande hecha en el mundo ganando el Guinness de los Récords. Fabricada por una tienda de helados muy popular en Estados Unidos, la tarta en cuestión llegó a pesar 10.115 kilos y se situó en la plaza Yonge Dundas para el disfrute popular. Esperemos que los fabricantes del templo Maya de chocolate decidan destruirlo de la misma generosa y dulce forma.

 

 

¿Cuál es vuestro propio récord? Nos vemos la semana que viene con más chocolate.

 

Trends For The Masses

 

Compartir

Tu comentario


Introduce el texto de la imagen (Código de verificación para prevenir envíos automáticos)

*



« VOLVER